Venus trino Urano: El Poder del Cambio

  • 26 - 08 -2019
  • |
  • Compartir en:

Venus, el amor, las relaciones y las sorpresas son parte del coctel cósmico estas semanas. Están pasando cosas en el cielo y eso siempre significa que también están pasando cosas en nuestra vida.

En estos días daba una conferencia local sobre “Thanos” y el tema de la muerte, en la que conversábamos acerca de cómo estamos condicionados para rechazar automáticamente toda idea de separación, final o acercamiento a lo desconocido, por eso es que le tememos tanto a la muerte que en realidad es una faceta inseparable de la propia vida y que así mismo puede resultar siendo una bendición: cuando mueres a un estado de consciencia limitante para nacer en uno más amplio y poderoso, por ejemplo.

En ese sentido la alineación de hoy, que involucra a Venus y Urano, tiene mucho para decirnos, no porque esté relacionada con la muerte pero si con el cambio inevitable de situaciones o relaciones, y aunque eso nos de mucho miedo, a veces es lo que toca. Venus está en la fase de invisibilidad que Adam Gainsburg nos ha enseñado a llamar  fase de “transmutación”, esta fase es la preparación necesaria para retornar de una experiencia de “oscuridad” (un cambio, un final, un proceso muy íntimo) a la consciencia o al mundo. Durante estos días los temas relacionados con Venus: relaciones, dinero o valores, etc. no tienen mucha luz, es decir no podemos definir las cosas aún, la claridad es instintiva o intuitiva pero no literal; por eso puede ser muy interesante probar estos días con aproximaciones directas al inconsciente como los sueños, la hipnosis, la meditación, el tarot, etc. Cosas que te lleven al fondo del asunto de manera directa (sin pasar por la aduana de la razón), a lo más desconocido para sacar luz de allí.

En un sentido más profundo este trino de Venus y Urano, puede ser una gran experiencia de qué tan libre, creativa o fuera de la caja puedes sentirte segura de ser en este momento de tu vida. Todo esto coincide con Juno cambiando de fase, este es un asteroide que también tiene que ver con la devoción o la entrega y la lealtad que generamos hacia algo o alguien, por eso esta semana  es muy importante que te cuestiones cosas como: ¿Es esto a lo que realmente quiero dedicar mi energía? ¿Para qué cosas estoy lista aunque me sigo repitiendo a mi misma que no lo estoy? Incluso, ¿Para qué cosas no estoy lista, aunque intente convencerme a mi misma de que si lo estoy por cumplir expectativas ajenas?

Son preguntas poderosas, porque llegan a lugares de tu psiquis desde donde se toman las decisiones más importantes y por eso te recomiendo que cuando te plantees la pregunta intentes escuchar la respuesta desde tu cuerpo, desde tu propio sistema de conocimiento intuitivo: siente tu corazón, siente tu energía, siente la fuerza que te indica esa respuesta sin necesidad de palabras. Es justamente cuando suceden estas alineaciones, que la vida nos prueba a ver si estamos viviendo y creando desde la autenticidad o si ya nos toca una sacudida para despertar y recobrar esa esencia poderosa que nos acerca a la realización, en vez de mantenernos como ajenos a nuestro propio destino.

Una cosa más, antes de que Venus se nos aleje un poco de esta situación cómica tan especial, si tu edad es múltiplo de 8 (si tienes 16, 24, 32, 40, 48, etc.) estás en un retorno de la fase de Venus con la que naciste: es un momento muy especial para conectar con ese destino femenino con el que viniste al mundo para asumirlo y eso quiere decir dedicar tu creatividad, tu poder sanador, tu belleza y tu brillo a beneficiar a otros, a crear un impacto positivo en tu entorno, es un llamado muy poderoso. La clave de estos tránsitos: Suelta la necesidad de que todo esté perfecto y aprende a fluir con lo que es verdaderamente esencial o sagrado para ti en tu vida.