Quiérete con Venus en Virgo 2019

  • 21 - 08 -2019
  • |
  • Compartir en:

Esto no quiere decir que vamos a fingir ese amor propio, es solamente una manera de empezar a cultivarlo cuando está bajito o de hacerlo consciente cuando lo hayamos descuidado. Hoy recibimos a Venus en Virgo que es el signo del cuerpo y aparte de las alineaciones que le rodean (Marte, Urano, el Sol, etc.), su presencia en la zona Virgo de nuestro mapa nos invita a amar esos detalles de nosotras mismas que a veces criticamos tanto, que damos por sentados o que simplemente no vemos. 

El alimento es una de las principales formas de expresar nuestro amor propio. Lo que comemos nos crea, nos conforma, es el combustible y los materiales que le damos al cuerpo para que se reconstruya constantemente y funcione, pero la cultura ha obstruido nuestra relación con el alimento de una forma negativa y recién ahora estamos despertando ante la importancia de lo sano y natural que es saber comer: alimentos integrales, naturales, preparados al momento, comerlos con calma y en armonía.

El movimiento es otra cosa que damos totalmente por sentada, mi Maestro de yoga insistía en esta máxima muy sabia: “siembra un movimiento y recoge un hábito, siembra un hábito y recoge un carácter, siembra un carácter y recoge un destino”… Así de importante es la actitud corporal, la forma de caminar y de sentarse, los ademanes, etc. Es algo de lo que empiezas a ser más consciente cuando haces yoga, por ejemplo, o estableces una relación cotidiana con tu cuerpo.

La palabra es el reflejo directo de la mente, es como la materialización del pensamiento. Como les comenté arriba la energía de Virgo es sumamente crítica ya que ve con mucha facilidad cada detallito. Esa búsqueda de “perfección” forzada o extrema nos lleva a hablarnos muy duro internamente (hablar muy duro a los demás también o atraer ese tipo de palabras sobre nosotros).  Cuida tu charla mental, cuida las palabras con las que te exiges o te regañas internamente, empieza a escucharlas como si las dijeras en voz alta y eso te hará consciente de su poder.

Las acciones son al final el conjunto de todos esos movimientos y pensamientos, por eso hablan más que cualquier frase o intención y ahí es donde radica la coherencia. No se puede ser coherente si no atendemos primero los pensamientos y sensaciones, al final los actos nos delatan si o si. Vamos a descubrirnos y dar esos pasos pequeños pero firmes en dirección al amor, Venus y Marte se unirán muy pronto así que usemos esta energía poderosa primero en nosotras mismas, luego ya la veremos reflejada en nuestras relaciones.