“PROCRASTINACIÓN: 4 secretos importantes”

  • 12 - 08 -2019
  • |
  • Compartir en:

¿Quién no se ha sentido culpable por disfrutar un rato de ocio sabiendo que hay cosas que tiene que hacer? ¡Oh, sí! Yo lo hice por mucho tiempo pero que va… Esta palabra tan técnica, es una etiqueta que surge en nuestra cultura de la “productividad” y es ese afán de ir siempre en creciente… Pero la Luna también mengua, o está tan llena que no tiene nada más que hacer sino brillar, como ahora. La Luna está en Capricornio y por eso escogí este tema justo para este día.

Entonces, está muy bien trabajar con Saturno y aprender de responsabilidad, estructuras, etc. Pero también es necesario conocer y observar nuestra naturaleza, porque podemos caer en cualquier extremo con mucha facilidad y en ese sentido puedes estar etiquetando tu “no – acción” como procastinación y generando una carga de culpa y estrés sobre algo que es completamente natural. 

Puede que lo que necesites sea descansar o tener un poco de tiempo para asimilar, quizá te hace falta información y tu alma lo sabe, o te estás adaptando… No se trata de buscar “excusas” para justificar la pereza o la desidia, se trata de observar la totalidad de nuestro ser y conocernos plenamente, para funcionar mejor, para vivir mejor. Quizá necesitabas leer esto, etiqueta a esa amiga que también necesita este respiro y veamos cuáles son esos 4 secretos que nadie nos enseña:

  1. Quizá estás desalineada con tu propósito, con tu trabajo interno, y por eso tanto el cuerpo como la mente reaccionan evitando que hagas aquello que tu alma sabe que no es para ti. Cuando sientes que la “procastinación” se está saliendo de control en realidad necesitas chequear esa alineación con tu sentido de Ser y de Vivir, ese trabajo puede no ser para ti.
  2. Puede ser también que estás siguiendo tu propio biorritmo, y después de mucha actividad es tiempo de soltar los controles y dejar que la mente vaya en piloto automático un rato a velocidad de crucero. Esto puede ser un asunto de sobrecarga.
  3. A veces simplemente estás procesando y asimilando información, la mente necesita tiempo para eso y son cosas de las que no se encarga la parte “consciente” del cerebro, a veces hay que dejar que esa otra parte de la mente haga su trabajo pues allí es donde está el germen creativo de las nuevas ideas.
  4. Otra razón puede ser que tengas incertidumbre acerca del futuro, la mente inconsciente carece de información clave y por lo tanto hay miedo, el futuro es percibido como algo temeroso (incierto) y por eso mismo te “detienes”, dejas de actuar… 

Así que ahí está, no eres “irresponsable”, “vaga”, “floja” o “incapaz”… eres normal, tienes una naturaleza cíclica que necesitas conocer y desculpabilizar para poder funcionar de manera ÍNTEGRA. Y el mundo que se adapte, porque solo cambiará el “sistema” a medida que vaya cambiando uno. ¡Se tenía que decir y se dijo! ¡las quiero! Leeré sus comentarios por si me quieren contar sus experiencias al respecto.